jueves, 27 de octubre de 2016

9th Age no es Warhammer



Tras mucho, mucho tiempo sin escribir un artículo de opinión (tened en cuenta esta palabra antes de seguir leyendo: OPINIÓN), ha llegado la hora de mojarse. Pensaba no hacerlo, pensaba no opinar al respecto, porque mi opinión sobre juegos basados en Warhammer puede estar viciada (ya sabéis que formo parte del Proyecto Reforged). Pero tarde o temprano tenía que hacerlo. Durante cinco años y medio (un poco más en realidad) he estado opinando sobre GW, sobre Warhammer, y nunca me he cortado al escribir lo que pienso, y esta vez no debe ser diferente.

Tras el cierre de la línea de Warhammer por parte de la malvada multinacional británica, los fans se han organizado (nos hemos organizado) y han hecho varias versiones fan-made de Warhammer. Hay varias: por citar sólo un par de ejemplos, tenemos MDNR (de Namarie, del blog ¡Cargad!), que básicamente es la 6ª edición con adaptación de las unidades y personajes de las otras ediciones "Cavattore style"; y tenemos  **CENSORED**, que se ha dedicado desvergonzadamente a copiar sin permiso el material de este blog, modificarlo cutremente y presentarlo como propio.

Como sabéis, durante el último año he estado embarcado, junto a Ragnor y Endakil, en Warhammer Reforged, nuestra propia versión fan de Warhammer. No voy a ahondar en ello: tenéis toda la información en el blog de Reforged. Por supuesto, crear una versión de Warhammer implica posicionarse ideológicamente sobre Warhammer. ¿Qué es Warhammer?

Para iniciar, voy a tratar de clarificar qué es Warhammer. ¿Y qué es? ¿Es acaso un concepto abstracto, como "amor" o "justicia"? Desde luego que no. Warhammer es algo tangible, identificable. No se trata de un concepto inefable: es algo que se puede definir perfectamente (pese a lo que muchos quieran pensar): me recuerda una anécdota que me sucedió trabajando hace unos años: eran las 3 de la tarde, y una señora entró en la tienda y dijo "Buenos días", a lo que yo contesté "buenas tardes". La señora me dijo que ella aún no había comido, y yo contesté que el mediodía era el momento en el que el sol estaba en su cénit, no el momento en el que ella terminaba de comer.

Vemos una miniatura de maestro de la espada de Hoeth, una novela de Gotrek y Félix, un cómic de Inferno, un fimir de Forgeworld, el manual "Castle Drachenfels" de WFRPG1ed, el Shadow of the Horned Rat (el videojuego) o los pins que regalaban con los kráneoz, y sabemos, claramente y a ciencia cierta, que es Warhammer, que es una parte de Warhammer (aquí no voy a entrar en los conflictos de canon, y me remito al ya famoso "todo es canon, pero no todo es cierto"). Todo eso es claramente Warhammer.

¿Es Warhammer un juego? Sí, y no. Igual que tus riñones o tu páncreas son una parte (importante) de ti, no son tu ser al completo. Warhammer Fantasy Battles, en sus 8 ediciones, es sólo una parte de Warhammer. Una parte muy importante (¿su corazón? ¿su cerebro?), pero una parte al fin y al cabo. Todo lo demás (el juego de rol en sus dos ediciones, las novelas, los comics, los videojuegos, los juegos de mesa, Mordheim, los juegos de cartas...) también son parte de Warhammer.



Entonces, Warhammer no es sólo un juego: es una ambientación de fantasía (setting) que ha ido cambiando y evolucionando a lo largo de los años (desde 1984 hasta el Fin de los Tiempos). ¡Si hasta lo dice claramente en la wikipedia! : Warhammer Fantasy is a low-fantasy setting, created by Games Workshop, which is used by many games, including the table top wargame Warhammer Fantasy Battle, the Warhammer Fantasy Roleplay (WFRP) pen-and-paper role-playing game, and the MMORPG Warhammer Online: Age of Reckoning.

Entonces, si Warhammer es una ambientación, se puede afirmar que las versiones fan de su material, desde iniciativas como Warhammer Reforged o MDNR, versiones de Mordheim, módulos hechos por fans para el juego de rol o incluso mods para sus diversos videojuegos, también son Warhammer. No son oficiales, desde luego, pero transcurren en la ambientación de Warhammer.

Eso es algo que no pasa con Age of Sigmar (AoS): aunque toma algunas referencias de Warhammer, tiene el sello de oficialidad de GW y supone una especie de continuidad de la historia en otro mundo, no es Warhammer. La ambientación es diferente (es algo así como "Las nuevas aventuras de He-Man" con respecto a "Masters del Universo"... si pillas esta referencia, eres tan viejuno como yo, o más XD).

Y vamos al asunto que inició la entrada: ¿Se puede considerar que 9th Age es Warhammer? Claramente no, aunque tenga algunas similitudes con las reglas de una de las 8 ediciones del juego de batallas fantásticas de Warhammer.


Y ahora, a desbarrar :P

La iniciativa 9th Age, basada en las reglas de la octava edición de Warhammer Fantasy Battles y modificada por un amplio grupo de jugadores, es bastante popular a día de hoy entre muchos jugadores de Warhammer. En particular, los mismos jugadores que durante la octava edición plagaban los torneos. Sí, de ellos estoy hablando: los jugadores competitivos.

¡Que a nadie le pille de sorpresa! Llevo más de cinco años criticando duramente ese estilo de juego en el blog, y pienso seguir haciéndolo. Como juego en el que se gana y se pierde, es normal que aparezcan jugadores competitivos en el mundillo de Warhammer: a todo el mundo le gusta ganar, pero al final lo que te llena es el proceso. Una victoria dura unos segundos, pero una partida es mucho más que eso: implica elegir un ejército, comprarlo, montarlo, pintarlo y pensar una estrategia. Implica dos, tres o incluso más horas de juego con otra persona. Y eso es mucho más tiempo que lo que dura una simple victoria o derrota. Un ejército es la expresión de la persona que lo ha montado, pintado y jugado. Un ejército pintado, construido en torno a una temática y con su propia historia siempre, siempre, SIEMPRE será mejor que el ejército híper-competitivo de turno (¿Qué se lleva ahora? ¿Muchos brujos druchii a caballo? ¿7 girocópteros? ¿2 fénix y un dragón?).

El tipo que se presenta a jugar una partida de torneo con uno de esos ejércitos afiladísimos, híper-competitivos y CLÓNICOS (internet se lo pone muy fácil a esa gente) sólo piensa en sí mismo cuando juega. Sólo le preocupa ganar, probablemente por un problema de autoestima (y eso en un torneo, imaginad lo repugnante que puede ser la gente que se presenta con uno de esos ejércitos a una pachanga con los amigos). Está faltando al respeto a su adversario, ya que cualquier idiota* puede copiar una lista de internet (listas que tratan de aprovecharse del sistema de juego para obtener una ventaja injusta) y comportarse como un abogado sin escrúpulos en la interpretación de las reglas en cada situación.


Pero estamos hablando de un juego en el que ya sólo echar una única partida lleva dos o más horas (y si contamos el tiempo invertido en preparar y pintar un ejército...), y es parte de nuestra responsabilidad que el adversario disfrute de la batalla tanto como nosotros. ¿Ganar? ¿Perder? Lo que cuenta es haberlo pasado bien durante la batalla.

En parte me alegro de que 9th Age haya agrupado a todos esos jugadores en torno a su logo y su circuito de torneos. Que compitan entre ellos, que discutan por la interpretación de las reglas y que se machaquen unos a otros con sus combos y sus cebadas.

Siempre me sale una sonrisa al recordar la firma de alguien que posteaba en un foro de Warhammer: "El juego competitivo es como el turismo de botellón: da más dinero, pero lo deja todo hecho una mierda".

Lamento que algunos se vean arrastrados a 9th Age porque en el lugar donde juegan sea la única opción, porque tengo claro que no es para todo el mundo. A toda la gente que piense como yo, que crea que el juego competitivo mató Warhammer y está matando sus rescoldos, que añore las historias de Gotrek y Félix, de Karl Franz, de Teclis y de Nagash, que sepáis que no estáis solos. Que existen muchas opciones más allá de 9th Age, opciones que sí que son Warhammer, y están ambientadas en el mundo de Warhammer (nada de "Equitania" ni cosas raras de esas XD).

 ¿Warhammer ha muerto? ¡Larga vida a Warhammer!


*Si te has ofendido por haber leído la palabra idiota asociándose con comportamientos descritos que se asemejan a los tuyos, probablemente no sabes lo que significa "idiota" (La palabra idiota proviene del griego ιδιωτης (idiotes) para referirse a aquel que no se ocupaba de los asuntos públicos, sino sólo de sus intereses privados). ¿Ves? No significa "tonto". Significa exactamente eso, que define perfectamente a los jugadores competitivos.


44 comentarios:

  1. Estoy en general de acuerdo con lo escrito, solamente estoy en desacuerdo en el uso torticero que haces de la etimologia de la palabra idiota, el uso que le daban los griegos a ese vocablo para nada es el uso actual del termino por lo tanto cualquiera que se sienta insultado por el termino tiene toda la razon del mundo para ello.
    Con ese argumentario llamar a alguien imbecil (del latin in baculus creo, o sea el que necesita baston) tampoco seria insultarle o llamarle a quien sea hijo de puta tampoco pues el hecho de nacer de una mujer que practica la prostitucion no es algo intrinsecamente malo para el que recibe tal apelativo y sin embargo eso no es asi.

    Hay que separar la etimologia de los usos actuales de las palabras pues el sentido valido es siempre el actual y no el preterito.

    Un saludo, publico como anonimo porque estoy en el pc del curro.

    Fdo
    Quim

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón en parte, pero si pongo un asterisco tras la palabra "idiota" y luego explico que esa es la acepción a la que me refiero, es que esa es la acepción a la que me refiero. Podía haber puesto un sinónimo aproximado, pero me parece que esa acepción de idiota lo cubre perfectamente :)

      Eliminar
  2. llevo jugando a Warhammer desde hace más de 20 años y tengo que decir que 9th Age POR SUPUESTO QUE ES WARHAMMER, ya que mantiene su espíritu y las bases de su sistema además de todas las tropas reconocibles.

    Soy un jugador que jamás a pisado un torneo y que casi siempre juega con listas temáticas, y adoro 9th Age porque es perfecto para jugar así. En absoluto es solo para torneos, y si hubieses leído con detenimiento los libros de ejército lo verías. Hay montones de guiños a cosas clásicas de Warhammer (cosas que se dejaron atrás por culpa de la 6a edición, una edición clarísimamente orientada a torneos y terriblemente aburrida), además de nuevas reglas que les dan más variedad y hacen el juego muy interesante. Lo bueno es que es un juego compensado que sirve tanto para torneos como para juego casual.

    Lo que sin duda es, es un sistema muy testeado, en constante evolución, hecho por gente que adora le juego. Lo que no es es un sistema creado por dos o tres amigos que creen que con las escasas partidas que pueden jugar son capaces de hacer algo minimamente compensado que se pueda comparar si quiera con esta increíble labor hecha mediante la colaboración de cientos de personas.

    PD: Mi tono me imagino que no os molestará porque es el mismo que vosotros usáis siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que a ti te guste no es un argumento. Que pienses que está equilibrado no es un argumento. Que juegues listas temáticas con ello no es un argumento. Que no pises torneos no es un argumento. Que tenga guiños a Warhammer no es un argumento.

      Y tus ataques solapados a Reforged (¿pocas partidas? ¿y tú qué sabes?) son bastante hilarantes, la verdad. Te recuerdo que 9th Age es en realidad el trabajo de un señor de Polonia, no "el trabajo de cientos de personas".

      Eliminar
    2. todos tus argumentos son validos, todos los de los demas no verdad? llego jugando a warhammer desde los 12 años y tengo casi 30, y por mi parte the 9 age es warhammer y nisiquiera me voy a molestar en darte ningun argumento, es simplemente mi opinion, la cual asumo , sera igual de valida que la tuya verdad?

      Eliminar
    3. No todas las opiniones son válidas ni todos los argumentos son válidos. Por ejemplo,que él piense que 9th Age es Warhammer no es argumento de nada. Otro puede pensar que la Tierra es cuadrada, pero no es argumento de nada. En la primera parte de la entrada he tratado de explicar razonadamente lo que es y lo que no es Warhammer: vuelve a leerlo si no te has enterado bien ;)

      Eliminar
  3. Yo siempre lo dire......9 age es un reglamento hecho por culoduros para culoduros que al cargarse fantasy no sabian que hacer con sus minis.....y por mas que nos quieran vender la moto no me van a convencer...y al hilo del articulo.....los mismos creadores han dicho que en la proxima version se van a apartar casi completamente de todo lo que huela a warhammer...lo que ha hecho que mucho 9 maniacos se hechen las manos a la cabeza......pensaran en sacarlo como juego independiente y ganar pasta???? Persobalmente pienso que si....y que se veia venir.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea de que van a alejarlo aún más de Warhammer para sacarlo con licencia comercial y hacer pasta empieza a sonar con más fuerza... Sólo el tiempo dirá si es cierta o no, pero sería una pena que unos pocos se lucrasen con los aportes desinteresados de tantos jugadores...

      Eliminar
  4. En mi opinión, 9th age no es más que una herramienta, es decir, que el uso que se le de depende más de la persona que lo use que no de la edición en si.
    Si que es cierto que por internet pueden encontrarse montones de recomendaciones competitivas, y que en torneos habrá lo mismo de siempre: afilar listas, jugar "imbécilmente" solo a ganar, etc. pero 9th age en si no es el problema, sino quien lo juega. Si Reforged se jugara en torneos pasaría lo mismo. Esta gente no va a desaparecer solo por desearlo.

    Ahora, a lo que iba: nosotros estamos jugando en drobbit de Barcelona una liguilla amateur entre novatos: gente que habíamos jugado hace años pero lo abandonamos con el tiempo (y el mal hacer de GW), y gracias a esto montamos, pintamos, y pasamos buenos ratos conociendo gente y jugando con ellos, montando listas, y haciendo todo aquello que hacíamos antes con Warhammer: conseguir hechizos al azar, ver como saltamos por los aires con una disfunción (aunque ahora al menos antes de explotar hacemos pupa, jeje), lanzando Waaaaghs, fanáticos, y todo aquello que echábamos de menos.
    Todo eso, con la garantía de que después de invertir tanto tiempo y dinero en pintar, montar, ver historias y trasfondo, etc. las unidades combatirán de manera más o menos equilibrada y no se nos pondrá cara de tontos viendo como no hacen nada al ponerlos en la mesa. Saber que entre ejércitos hay un equilibrio no te impide disfrutar del hobby, al menos en mi caso, sino que me da una seguridad de que no me acabaré cansando a las pocas partidas

    Como dice el usuario Will arriba, 9a permite además múltiples guiños a ediciones anteriores, como son los honores altos elfos, el culto de slaanesh, o incluso mis anteriormente abandonados enanos del caos :D

    Poder disfrutar de todo esto gratuitamente es un puntazo, y muy de agradecer. Que haya gente que lo use para competir, discutir y buscar listas afiladas es cosa suya... que hagan lo que quieran, que mientras tanto yo acabaré de pintar los snotlings de mi vagoneta, que ahora tienen opciones extras divertidas con que equiparlas.
    No se si renta mucho... pero mis rivales también estarán experimentando con cosas raras y divertidas, así que genial :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que, como todo sistema, es una herramienta. Y desde luego que siempre habrá una fracción de jugadores que disfruten tal sistema de tal manera. Pero el estilo competitivo abunda en 9th Age.

      Eliminar
    2. Lo mejor de un sistema balanceado es que lo pueden disfrutar tanto los mas competitivos como los menos. Todos ganan con un juego bien hecho. :)

      Eliminar
    3. Entonces, la mejor opción es el ajedrez, balanceado a la perfección.

      Eliminar
  5. Hola, Yibrael.

    Hace poco menos de dos años que sigo vuestro blog desde un absoluto silencio, leyendo cada entrada y disfrutando (enormemente) del contenido descargable. Nunca, hasta ahora, me había animado a comentar ningún post en parte por timidez, en parte porque pensé que tampoco tenía nada especial que aportar. Pero hoy le has tocado el corazón a este viejo friki. Comparto contigo buena parte de la OPINIÓN que expones en la entrada, aunque pienso que es matizable en un par de aspectos. Se nota que barres para casa, cosa que me parece de lo más normal y que yo también haría si estuviese implicado de forma activa en algún proyecto.

    Hace justo 20 años que juego a Warhammer (comencé con la salida de la quinta edición) y hace casi 25 que colecciono miniaturas de Games Workshop y que tengo contacto con sus juegos y trasfondo (desde que cayeron en mis manos el HeroQuest y el Battle Masters). En todos estos años siempre he tenido claro qué es lo que hacía de este juego lo que es: Warhammer es su trasfondo. De hecho a lo largo de los últimos 19 años de vida del juego las reglas cambiaron dramáticamente y, sin embargo, Warhammer seguía siendo Warhammer.

    Otro asunto es cómo los jugadores, y en los últimos años la propia empresa, han ido retorciendo todo ese marco de referencia hasta incluso obviarlo. Nunca he participado en torneos. No me gusta la competición, creo que el espíritu competitivo desvirtúa el sentido original de las cosas. Las listas competitivas, el culodurismo del que se empezó a debatir tanto al comienzo de la sexta edición, la revisión exhaustiva de las reglas, las partidas y los ejércitos equilibrados convierten a Warhammer en un juego de mesa cuyo espíritu no difiere en mucho del que pueda tener el parchís. Es algo parecido a lo que pasa (por poner un ejemplo grueso) con el convertir a las artes marciales en un deporte. El torneo olímpico de taekwondo se ha convertido en un baile a la pata coja en el que no gana el que mejor técnica tiene, sino el que es más rápido golpeando un peto electrónico. Es lícito hacerlo. Es más, era la tendencia de Games Workshop como estrategia para vender más y es lógico que quienes quieren recoger el legado la sigan. ¿Sigue siendo Warhammer? Sí, pero un pequeño porcentaje de lo que realmente es.

    ResponderEliminar
  6. (Continuación)


    Yo soy un romántico del juego. Cuando empecé a jugar comencé paralelamente a escribir la historia de los personajes representados por las miniaturas encima de una mesa de juego. Cada batalla servía para seguir avanzando en el relato y tanto la lista de ejército como el rival al que me enfrentaba tenían que ser coherentes con lo que se contaba. Si mi ejército era una pequeña fuerza de élite de los Altos Elfos infiltrada en territorio bretoniano no tenía mucho sentido luchar con un dragón en mi lista o enfrentarme a Hombres Lagarto. Esto me llevó a vivir el hobby durante años muchas veces al margen de la tendencia, especialmente a partir de la llegada de la sexta edición. Con esto quiero decir que Warhammer es una experiencia personal, casi como una religión. Hay un conjunto de reglas, pero es tan abierto que cada cual lo puede interpretar a su manera. Que 9th Age promueva el juego competitivo no excluye que luego los jugadores empleen listas temáticas y vivan el juego más pendientes del trasfondo. Por otro lado, que cambien la nomenclatura de ese trasfondo no cambia mucho la cosa mientras todos los elementos son perfectamente reconocibles. El que 9th Age tenga una posible intención comercial (en mi opinión más que clara dada su búsqueda para asociarse con marcas que sustenten sus contenidos) es harina de otro costal.

    Hace un año que retomé el hobby con un par de amigos después de una pausa de unos cuatro años. En parte por la nostalgia que me producía la ejecución sumaria del juego, en parte porque me había quedado en paro y tenía mucho tiempo libre. Me interesé en su día por 9th Age, pero no cubrió mis expectativas. Sigo el proyecto de Namarie y últimamente estoy leyendo cosas de Reforged pero sigo sin encontrar motivos para dejar de emplear las reglas de la ¡quinta edición! (me encanta ir a casa de mis amigos con montones de cartas para la fase de magia y emplear la formación de punta de flecha con mis Bretonianos).

    En fin, dejo de dar la chapa que me ha quedado una respuesta muy larga y mi jefa me está mirando mal porque nunca escribo con tanta fruición cuando trabajo xD

    Un saludo y ¡Larga vida a Warhammer!

    Fdo: David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por comentar! Por supuesto, casi toda opinión es matizable. Y, al final, se vuelve una y otra vez al dilema más antiguo del mundo (de los wargames): ¿competición o juego "tropical"?

      Lo de las cartas de 4ª y 5ª tenía su cosa, pero al final era un fárrago. Nunca olvidaré al tipo aquel que tenía 3 Energías totales en su mazo de vientos de la magia XD

      Eliminar
  7. Grande Yibrael.

    Las cosas claras y el chocolate espeso, yo siempre he sido de ese tipo de personas que cuando le cambian algo se ha parado a pensarlo y en la mayoria de ocasiones ha dicho "Que coño, me vale" Pero AOS no, eso es otro cantar... Y a quien no le guste oirlo, pues a joderse, es lo que hay.

    Siempre es ameno leerte, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bueno leerte por aquí de nuevo!

      Siempre he opinado de esta forma, me gusta generar polémica con mis opiniones :)

      Eliminar
  8. Lo siento mucho pero discrepo y bastante porque, analizando la trayectoria del argumentario también, parece que no es warhammer porque es para gente de torneo y tal o que los ejércitos pierden personalidad. En absoluto a ambos. Puede no ser warhammer por los cambios, especialmente camino de la siguiente edición, que se alejan de la esencia de warhammer.

    Pero personalidad tienen (otra cosa es que no sea precisamente la que tenía warhammer y por eso se esté diluyendo).

    Y de torneo... warhammer ha sido carne de culoduros y un juego por y para torneo PRINCIPALMENTE desde tiempos que desapareció el cañón órgano goblin. Y precisamente quienes más tendríais que saberlo sois los de Reforged con el curro que os dais para meter unidades pre-6ª en esta edición fan.

    Warhammer será o no en función de los jugadores y si captura el feeling que tenían las razas de warhammer. Y esto podría llegar a incluir al menos hasta 9ª 1.0.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te recomiendo re-leer el artículo, porque estás confundiendo cosas: la primera parte del artículo es el argumentario sobre el asunto de si 9th Age es o no Warhammer (y queda bastante claro que no), mientras que la segunda parte del artículo es mi desbarrada (y lo digo: "Y ahora, a desbarrar") sobre los jugadores competitivos.

      Eliminar
  9. Hola. Lo primero, antes de que se me olvide... dar por bueno un argumento usando la wikipedia es una falacia como un pinaco de grande. No olvides que la wikipedia la puede editar mucha gente... Te libras porque los creadores de warhammer (que a esos no los has reseñado) dicen lo mismo que cortipega la wikipedia.

    Sigamos. Creo que tienes toda la razón. Warhammer NO es un cuerpo de reglas. Puedes estar hablando de fantasy warriors o de octava edición, que estás hablando de warhammer. Te da igual hablar de mordheim o de warhammer quest, estás hablando de warhammer. No del cuerpo de reglas, o de si Grombrindal tiene 4 o 5 ataques.

    Novena era NO es warhammer porque es un cuerpo de reglas con un trasfondo que NO es el del viejo mundo. Y punto.

    Puedes decir "no, es que yo juego a warhammer con las reglas de novena y el trasfondo del viejo mundo". O como han dicho arriba, "me permito guiños de trasfondo de unidades antiguas"... pero es que no estás jugando A novena era, estás jugando a warhammer CON novena era como cuerpo de reglas. Esto mismo lo puedes hacer con Kings of War, pasar de su trasfondo y jugar "como si fuera warhammer". "No meto caballería enana porque es un ilsulto al trasfondo de warhammer".

    Pues vale, pues para ti la perra gorda, si no quieres usar berserker jinetes de tejón (la caballería más genial del mundo mundial) pues tu mismo, pero no me digas que estás jugando a KoW, dime que quieres jugar a warhammer pero no tienes con quién.

    Y el quid de todo esto es que... Warhammer es su trasfondo. YO también echo de menos divertirme jugando con SUS reglas, además de con SU trasfondo. Pero hace mucho que solo me gusta su trasfondo, y no sus reglas.

    Pero tengo muy claro que me gusta leer el trasfondo del viejo mundo, pero que me gusta jugar a otro juego CON su propio trasfondo.

    Y novena era no tiene un trasfondo que me resulte atractivo. Y jugar a un juego SIN su trasfondo (o con uno robado o heredado) no lo veo.

    Pero es que en novena era la gente va a jugar al "juego equilibrado hecho por la comunidad". Y que no se confunda, que la comunidad es un grupo de tíos. Que si tiene la sensación de que puede tomar decisiones sobre cómo va a evolucionar el juego... tiene el mismo poder de decisión que tienes al elegir "si o no" en una disyuntiva. Tu no planteas nada, te dicen si quieres una u otra. Así que eso de "hecho por la comunidad" pues... como que no.

    Warhammer es mucho más que las reglas, como demuestra el hecho de que haya VARIAS ediciones del juego. Ahora el juego ya no existe, porque era de sigmar NO es warhammer, en el sentido de que no es el viejo mundo. Es ... otra cosa. Si, pone warhammer era de sigmar, pero no es el viejo mundo, que es lo que todos asociamos a warhammer.

    Saludos y warhammer (pero sin sucedáneos).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes de nada, tú estás usando una falacia lógica: argumento "Ad hominem" (ad wikipediam en este caso): porque algo venga en la Wikipedia no significa que sea verdad... o mentira. Yo no usaba un argumento con lo de la wikipedia, sólo lo ponía como ejemplo de que el hecho de que Warhammer es un setting y no un juego era tan obvio que hasta salía en la wikipedia :P

      Por lo demás, siempre es de agradecer tus opiniones meditadas y argumentadas. Bien cierto es que cada uno, al final, juega a lo que le dé la gana, y es perfectamente válido, por ejemplo, usar las reglas de 9th Age para una partida ambientada en Nemus, usar las reglas de D&D para una partida ambientada en Star Wars o usar miniaturas de Mantic para jugar a Age of Sigmar. Pero eso no convierte a esas gárgolas de Mantic en miniaturas de AoS.

      Eliminar
    2. Pues... pues tu mas. Rebota rebota y en tu culo explota. (En respuesta a tu primer párrafo, que no se ha notado que lo he escrito con ironía... me han faltado emoticonos de esos que no les gusta a la gente que use en mis artículos).

      Nada que añadir sobre el segundo párrafo... Mucha gente ha separado (o quizás nunca ha apreciado) el trasfondo de warhammer de sus reglas, hasta llegar a un momento en el que no sabe a qué ostias está jugando, pero quiere "seguir jugando a...". Y no sabe en realidad a qué ha estado jugando. No entiende por qué hubo una tormenta del caos (ni le importa) porque lo que quiere es saber a cuánto pegan los (poner nombre de unidad) en esta edición y cuánto cuesta (o mi favorito, si "renta") tal unidad. El trasfondo... se lo lee, a veces. A veces solo para justificar que tres dragones a 1500 puntos no parecen muchos, ya que el trasfondo dice que "son habituales en su ejército".

      Y no es que sea un fanático del trasfondo, pero un juego sin trasfondo es solo un cuerpo de reglas. Y eso es novena.

      Eliminar
    3. Con la última frase has resumido perfectamente lo que quería decir :)

      Eliminar
    4. Si me permitis una aportacion (sé que el tema es viejo): A muchos fanaticos de 9th age, llegados de octava edicion se la traia al pairo el trasfondo. Recorrí muchos torneos entre 2000 y 2011 y una cosa que iba notando era el nivel de culodurismo (algo diferente de ser competitivo) y la total ignorancia del trasfondo propio y general. Gente que no entendia por qué no jugabas solo trebuchets y hombres de armas a pie y con arco, o que no sabian que en todo el imperio habia solo 7 tanques a vapor, etc.
      Por otro lado, estoy viendo una sensacion de desanimo con novena era en bastantes grupos de juego. EL juego no se asienta, y cada cambio drastico, acertado o no, hace que lo abandone gente pero no atrae a nuevos. Aqui pasamos de un grupo potente de octava, unos 20 jugadores en 2010, a 18 de KoW y creciendo, solo dos de novena y algunos ex jugadores de octava que siguen desorientados.

      Eliminar
  10. Un tema muy interesante y delicado a tratar, paso a darte mi opinión:

    Estoy de acuerdo en que 9º era no es Warhammer, es cierto que esta basado en el, es cierto que puede incluir referencias o guiños hacia el, pero si nos ponemos puristas es más que obvio que no es Warhammer.

    En cuanto a reglas por lo que he podido ver parece estar bastante bien nivelado, por lo que creo que es una buena "materia prima" con la que jugar, otra cosa es el uso que se haga de ella, que eso depende del individuo.

    Con respecto al tema de los jugadores competitivos, en mi caso no me parece mal que estos existan, y tampoco creo que sean gente que destruya el hobby o que lo disfruten menos, simplemente lo hacen de una manera distinta, por ejemplo no creo que Kasparov disfrutara menos del ajedrez que un jugador "casual".
    El conflicto para mi surge cuando no hay consenso entre los dos jugadores, es decir, uno va a jugar pachanga/trasfondo y otro competitivo, creándose un perjuicio para ambos y especialmente para el primero (me paso hace un par de meses con ESDLA).

    Un saludo y viva reforged XD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema de los jugadores competitivos no es algo obvio como lo de que 9th Age no es Warhammer: es sólo mi opinión, pero fundamentada en creencias y vivencias personales, y en mi forma particular de ver el juego. Es discutible, por supuesto, y cada persona puede tener su opinión al respecto.

      Eliminar
  11. Ya se sabe eso de opiniones y culos o gustos y colores, así que no voy a entrar al trapo en eso.

    Pero lo de que 9th age es un proyecto de un señor de Polonia pues como que no (imagino que te estas liando con la versión de 8a mejorada de furion)

    Puedes ir a la web de 9th y ver qué hace cada uno y de donde es cada uno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay cosas opinables y cosas que no. ¿9th Age lo hizo un señor en Polonia? No lo sé a ciencia cierta, es sólo un rumor. ¿La tierra es cuadrada? Por mucho que lo opines, no va a ser verdad. El proceso de debatir y razonar lleva a las personas a descubrir que hay verdades inmutables, probabilidades estadísticas y luego, gustos y colores :)

      Eliminar
  12. A ver, Warhammer es una marca. Y ni novena, ni reforged, ni el 8.5 tienen sus derechos. Lo que signifique para cada cual es una cosa. Pero es lo que es.

    Creo que todos endiosais un poquito a warhammer.

    El trasfondo es una castaña. Antes de abrir un libro de warhammer tenía claro que era un elfo, un caballero o una vampira. Y se como quiero que sea mi ejército. No necesito el refrito de textos infumables sacados por una banda de destajistas británico...

    Las reglas de base, están pensadas para el pachangueo. Llevo 16 años en esto, y siempre se intentan equilibrar, y nadie lo consigue nunca. Cortas algo, y sale algo mas burro. Y a veces es bueno compararlas con las reglas de otros juegos de mesa: los manuales de warhammer en general son farragosos.

    Nostalgia de warhammer?, mas de mis tiempos jovenes cuando empece con esto, pero nunca por el trasfondo, ni por las reglas... y en las minis de todo hay.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como te dije, no tienes la misma visión del asunto porque a ti Warhammer no te produce nostalgia.

      Eliminar
  13. YA DEJEN DE PELEAR NIÑAS TODAS SON BONITAS Y TODAS IRAN AL BAILE YA SEA CON SU VESTIDO DE 9th Age O SU Proyecto Reforged

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pelear? Si no entiendes los argumentos no significa que sea una pelea: sólo significa que no entiendes los argumentos XD

      Eliminar
  14. Como no conozco la Novena era (ni ninguna de las demás versiones), no me encuentro en posición de criticarla ni de alabarla; pero ambos tenemos el mismo espíritu de juego, Yibrael, así que me fío de tu palabra.

    Siempre he creído que lo que hace único a este tipo de juegos es que te hacen contar una historia, recrear un universo y enriquecerlo con tu propia visión, algo que empieza con la idea de un ejército en tu cabeza, continúa con el proceso de coleccionismo y pintado, y culmina con una batalla llena de bromas, piques y momentos en los que uno se mete en la piel de las miniaturas. Todo lo que se oponga a eso es para mí un pecado del hobby.

    Por supuesto que cada uno se reservar el derecho de entender y vivir esta afición como quiera pero, para eso, mejor que dejes los dados y te dediques al ajedrez... y aún así, ¡también se espera de un ajedrecista que sea deportivo!


    Disculpadme todos por el ladrillo. ¡Un abrazaco!

    ResponderEliminar
  15. Totalmente de acuerdo contigo Yibrael. Gran post. El tono me ha gustado mordaz pero sin insultar/calumniar a nadie. Quien se pica es porque quiere.
    Saludetes a toda la cábala!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre hay quien se vaya a ofender sólo porque uno opine, pero si eso me preocupase, no escribiría artículos de opinión :)

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  16. Yibrael, lo puedes decir más alto, pero no más claro.

    El motivo de por qué el Warhammer fue Warhammer es, aunque no lo crean, por el trasfondo.

    Cada ejercito tenía detrás un trasfondo, una historia, incluso cada regimiento tenía su propia historia, incluido muchos personajes de los cuales, algunos eran humildes pero con su rica historia.
    Razas, naciones, regiones, ciudades, aldeas, regimientos, personajes, y así un largo etcétera.

    Si hubieran hecho AoS como otro juego de un mundo alterno, o sea, como un juego aparte como lo es ESDLA no habría pasado nada.

    La gente quería que el trasfondo siguiera, como sigue el trasfondo de Juego de Tronos, el trasfondo de Harry Potter, el trasfondo de Star Wars, el trasfondo de los cómics Marvel, el trasfondo de Bola de Dragón, o el trasfondo de The Walkingdead. PERO NO QUE SE LO CARGARAN.

    Tenían que haber vuelto a la Tormenta del Caos, en una segunda versión y corregir los fallos de trasfondo como por ejemplo que un ejercito logísticamente tardase solo dos meses de tales proporciones de los desiertos del caos hasta Middenheim por solo dos meses teniendo en cuenta el abastecimiento, asedios, batallas, enfermedades, resistencias, guerrillas y mil trabas que pueda haber en una guerra medieval a tardar como es lógico a unos años, y que después de la batalla de Middenheim siga la historia y a ver que pasa.
    Y no ese sueño de resines y poner esa porquería del Fin de los Tiempos.

    Por ejemplo yo tenía mi propio trasfondo, de Madma Rompecraneos, un gran caudillo negro que viajó por medio Viejo Mundo empezando por las montañas del Fin del Mundo, por Silvania, Imperio, Montañas Grises, y Bretonia sin pena y ni gloria hasta que una gran vitoria en Quenelles contra Bretonia le diera poder como para tener un "reino" entre el Cerro del Orco y Loren entre Quenelles y Pavarron. Hasta que una épica batalla lo expulsase yendo a las Montañas Negras, Reinos Fronterizos, y finalmente a Tierras Yermas.
    Ahí volvió a tener gloria tras vences a algunas tribus pielesverdes y reunió una gran horda dirigiéndose a los reinos Fronterizos en un gran Waaagh contra una coalición de Imperio y Bretonia de la cual los orcos fueron derrotados y Madma cayó en combate en una épica batalla de 5.000 puntos contra 1500 de Imperio (con un comandante) y 3500 de Bretonia.
    Todo eso pasó en el siglo XXV de la era Sigmar.

    Pues con eso tenía que haber pasado con Warhammer, SEGUIR, y no cargárselo.

    Que de hecho tengo mi propia historia continuativa de la Tormenta.


    Un saludo y perdonar por el tocho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eso es a lo que me refiero!

      Buena historia la de Madma Rompecráneos :)

      Eliminar
  17. Buenas Yibrael,

    Como veterano jugador de warhammer (desde cuarta), actual jugador de 9a y antiguo seguidor de la bilblioteca (2011) coincido en algunos puntos pero no estoy de acuerdo en algunas otras cosas.


    Es 9a Era Warhammer? Para mí no. Evidentemente se basa en él y sin su muerte (más bien ejecución por parte de GW) jamás se hubiera creado. En eso tienes toda la razón. Ni tiene el mismo trasfondo, ni personajes ni nada de eso y de hecho creo que poco a poco se va distanciando en las mecánicas de juego (voluntariamente)

    De hecho, no pretende ser Warhammer, ni siquiera su heredero, realmente aspira a superar el concepto empresarial para ser algo diferente. Suena pretencioso, pero la idea es ser el wargame fantastico de referencia, separando completamente a los creadores de miniaturas de los diseñadores del juego, haciendo un juego independiente de jugadores para jugadores.

    Y es que cuando tú dices que es un juego hecho por jugadores competitivos para jugar con listas afiladas y buscar los combos más culoduros simplemente no tienes razón.

    Es un sistema pensado para competición? Sí, pero eso mismo hace que cada actualización sea más jugable: cada nueva versión equipara más el equilibrio externo (entre diferentes ejércitos) y el equilibrio interno (Entre diferentes tipos de tropa del mismo ejército) de modo que cuanto más tiempo pasa más se liman las diferencias y todo pasa a ser más jugable.

    Yo NO soy un jugador competitivo, sólo he jugado 2 torneos en mi vida, (el último de 5 edicion XD). De hecho pierdo casi todas las batallas que juego haciendo bueno el viejo chiste de "me encanta jugar a Warhammer y perder" pero creo que el nuevo enfoque le ha dado un gran empujón a la jugabilidad, y desde luego te puedo decir que en mi grupo de juego el hobby ha cogido más impulso que en años.

    Yo juego orcos y goblins y estoy disfrutando más que en años. Es una gozada poder plantearte listas temáticas de orcos salvajes, goblins nocturnos, o de lo que sea sin dar por perdida la partida de inicio. Quieres jugar trolls de piedras? Bien! Una lista sin magia? Por qué no? Maldita sea, si hasta los arqueros orcos son jugables! De hecho todo es más jugable que nunca, y eso se agradece.


    De todos modos vuelvo a darte la razón en lo del principio, esto no es Warhammer y cada vez se parecerá menos. El equipo de diseño es consciente del peligro que supone parecerse al juego original y ya sea por razones legales (No nos olvidemos de lo que pasó con el living rulebook de Blood Bowl) o por el propio desarrollo del metajuego poco a poco se irá diferenciando más. En la última actualización del lunes ya se cepillaron a la mitad de las sendas mágicas y algunas cosas cada vez se parecen menos. En apenas un año, la evolución ha sido rapidísima, quién sabe cómo estará esto dentro de un tiempo. Sin embargo la idea es ir añadiendo tropas de diferentes marcas de modo que sea cual sea del mundo de donde procedas, ya sea KoW, Warhammer o cualquier otro juego, puedas jugar con tus minis (al menos ese es el espiritu que venden, y yo honestamente me lo creo). Seguramente en un tiempo haya ejércitos de Catai, Nippon, Estalia o vete tú a saber, incluso Hombres Pez! XD

    Hay tanta gente (y tan seria) implicada en esto que no creo que les pueda mover un objetivo económico, yo hasta ahora ni me lo había planteado, pero respeto mucho tu opinión y la voy a tener en cuenta a partir de ahora cuando analice el desarrollo del juego.

    Perdona por la chapa, gracias por leerme.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ya dije, la segunda parte de la entrada es una desbarrada, basada más en mis impresiones personales que en un razonamiento metódico. Pero habiendo varias alternativas fan-made a Warhammer, me escaman todos esos cambios, las cuentas de donaciones y demás. Hay muchos rumores al respecto, y como sólo son eso (rumores), no los comento en el cuerpo principal de la entrada. Pero el tiempo nos acabará diciendo...

      Eliminar
  18. Daré mi visión. Warhammer es un universo, como la Tierra Media o Los Reinos Jóvenes. WFB es un sistema de reglas para representar ejércitos, Mark of Chaos un sistema para representar cultistas y ManOwaR para representar flotas. Ninth al renegar del trasfondo clásico y no tener uno propio, es un sistema donde representas cuadrángulos sobre 120x180 cm a los que se les atribuye un valor numérico. Luego no es Warhammer. Las iniciativas de jugadores no es otra cosa que su visión del mundo de Warhammer, unas gustarán más, otras menos, pero es Warhammer. Quiero empezar con una aclaración sobre jerga-nomenclatura . El erróneamente llamado juego competitivo. Yo soy competitivo. No un culoduro. Ser competitivo significa plantar resistencia hasta el final y vender cara tu derrota al rival, competitivo es una característica del jugador, independientemente de lo competente que sea la lista. Ejemplo: Día de torneo, al jugador X, le revientan en el turno 1 la pieza clave de su combo, lo que implica que el resto de la partida tirará los dados a desgana haciendo repetitivos comentarios sobre la suerte que tienes mientras espurrea diarrea sobre tu lista que probablemente incluso sea la misma que la suya. Técnicamente se ha rendido al turno 1. ¿Es un jugador competitivo? NO ¿qué es? un culoduro a secas. En cambio el que ya sabe que va a perder pero que va a buscar la manera de marcarte un gol de honor cuanto menos, va a buscar esa jugada, y va a conseguir que la experiencia de juego merezca la pena hasta el final, es competitivo que una vez más no es sinónimo de ver quién mea más lejos. En el momento en que el recuento de puntos es más importante que el tiempo jugado, pensando la lista, que unidad mover donde y que hechizo usar, las risas por una explosión en cadena de tu linea de artillería, algo está mal. Si sabes que vas a perder, haz alguna locura que convierta esa partida en memorable. En un 2 vs 2 tras unos primeros turnos horribles, yo sabía que iba a perder inevitablemente, lo que si podía evitar era aburrirme y que para mis dos rivales la batalla fuera "una más de cientos" así que vi una posibilidad de victoria cargando sobre mis lastimeros aliados Skaven, hastiado de que no hicieran más que soltar almizcle, con intención de arrasar hacia el enemigo ¿acaso unas brujas que no han entrado en combate al 3º turno por que unos guerreros Skaven que avanzan a paso tortuga delante de ellas se lo impiden harían otra cosa?Eso fue lo que mi aliado se encontró al volver de hacerse un café. A lo que el traicionero respondió con dos cargas más sobre los Druchii. La batalla derivó en un ejercito del Caos y Ogros con el bol de palomitas viendo como sus enemigos se mataban entre sí, sin necesidad de ceñirse a unas reglas que los obligasen a actuar de ese modo, POR QUE ES LO QUE HUBIERAN HECHO! Esto lleva el disfrute del juego a otro nivel, no ver cuadraditos sobre la mesa, si no ver (e interpretar) el comportamiento de esas ratas cobardes y a esas brujas histéricas con sus ansias de sangre reprimidas. Si aquello salía bien y ganábamos, perfecto, si no, sería la batalla más divertida que habré jugado, lo que lo convertió en, y a pesar de los puntos en contra, en una gran victoria, pues el objetivo inicial que era pasar una buena tarde de juego ya se había cumplido con creces. Más allá del deber que dirían los Marines.

    Ahora quiero cerrar bocas lanzando un desafío. Cualquiera puede decir las mil formas en que el juego compe..culoduro ha perjudicado a Warhammer, tanto a nivel de comunidad como a nivel de empresa, por que GW no es tonta y sabe que el Pay Per Win da muuucho dinero. ¿Podría un culoduro decir en qué han perjudicado los tropicales, y me da igual de que proyecto o edición sean, al juego?

    ResponderEliminar
  19. Vaya parece que los mismos acontecimientos te han dado la irrefutable razón jeje

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...