lunes, 30 de junio de 2014

South Park según Magic: The Gathering


Hace unas semanas hice un artículo que resultó gustar bastante, en el que analizaba a los miembros de la familia Simpson en base a los colores del Magic. Hoy voy a ver si se repite el milagro y para ello he escogido a los protagonistas de South Park. South Park es una serie que no solamente ha conseguido sobrevivir a lo largo de diecisiete temporadas, sino que ha mejorado con el paso de los años tanto en contenidos como en el arte de satirizar la realidad y los hechos contemporáneos. Ahí queda eso. Atrás quedaron los vanales argumentos de ser una serie chabacana cuya gracia estaba en la de tener como único argumento unos niños que dicen palabras malsonantes, aparte de muerte y violencia.


Voy a empezar por Stan. Stan Marsh es sin lugar a dudas el color azul de Magic. Dentro del grupo es aquel con quien todos los demás mantienen un estrecho lazo. Es sin lugar a dudas la persona más sensata del pueblo, el único eje de cordura que observa aterrorizado la manera en que el mundo se desmorona de un modo u otro. Se suele decir que el azul es es color favorito de los diseñadores de Magic, y en este caso, Stan es el protagonista. El ejemplo más claro que se me ocurre para justificar mis palabras es cuando un día, Stan se levanta y todo aquello que le gustaba y que percibían sus sentidos comenzaba a convertirse en mierda; la música que ponían en la radio era una mierda, la comida, las películas y todo aquello que, evidentemente, es una mierda ya de por si. Y cuando te diagnostican que eres un cínico de mierda, solo hay una cura posible; el alcoholismo.


La inmensa mayoría de las veces en que Stan tiene un conflicto con algún miembro del grupo, ese es Eric Cartman. Cartman es el color negro, la personificación de todo lo retorcido y miserable que puede llegar a ser un ser humano si se le permite dar rienda suelta a todos sus deseos. Racista, xenófobo, represor, tintes de psicópata... lo tiene todo el angelito. Bart Simpson a su lado es la Coca-Cola Light de la maldad. Ese momento en que se encuentran ambos personajes con el objetivo en común de cancelar Padre de Familia y comparan sus actos más deplorables lo deja bien claro. Cartman siempre tiene un motivo para meterse con los demás miembros de la pandilla y removerá cielo y tierra para rebajar a los demás a su nivel. Su única ambición es el poder, y que los demás se dobleguen a su voluntad.


El color verde está reservado para Kyle Broflovski. Kyle es un personaje enérgico. A Kyle le gusta la vida contemplativa y disfrutar de los placeres sencillos de la vida, pero no quita para que de vez en cuando le guste hacer alguna que otra salvajada. Su peculiar hábito de patear a su hermano pequeño como balón de fútbol es prueba de ello. Otra de las señas más características del personaje es que, siempre que Kenny muere, es Kyle quien increpa a la madre del responsable y vuelve a un estado de salvajismo y rabia animal.


Ahora le toca el turno a Kenny McCormick, quien representa el color rojo. Kenny es un personaje que se arriesga, impulsivo y que realiza las mayores hazañas o locuras, dependiendo de las circunstancias. El hecho es que Kenny es plenamente consciente de que va a morir, y no duda en hacer lo que sea con tal de experimentar. Volviendo a los dichos acerca del juego, en más de una ocasión he escuchado a Yibrael decir que el color rojo de Magic siempre ha sido el color de los pobres, y dado que la familia de Kenny representa la clase baja americana, no me parece mal añadirlo a la lista de coincidencias.


Por último, aunque no menos importante, está Leopold "Butters" Stotch, el color blanco. Butters es el estereotipo del niño de los anuncios, el niño bueno que uno debe ser para que la vida vaya sobre ruedas y todo sea felicidad y risas; pero de bueno a tonto hay un paso. Siempre hace lo que le mandan, nunca desobedece y cuando se atreve a hacer algo que sabe que está mal lo disfruta con nerviosismo y lo realiza sin que le salga una verdadera maldad. Su alter-ego, el Profesor Caos, es la expresión del rencor acumulado que siente ante todos aquellos que le mangonean por ser un buenazo, y no es una expresión muy buena.


En cuanto a los personajes secundarios, pocos tienen alguna relevancia digna de mención. De hecho, podría afirmar que la mayoría de la gente es incolora y solo de vez en cuando demuestra un atisbo de personalidad de vez en cuando. La ironía es que su mensaje principal dicta que somos los adultos quienes comentemos todas las estupideces y atrocidades que mantienen inmutable este mundo de locos. Si hay dos adultos en todo South Park que representan eso, son Randy Marsh y el Chef.


Randy es sin duda el más loco y pintoresco de todos los adultos del pueblo. La crisis de los cuarenta es algo que le impulsa a tomar la iniciativa, pero solamente reconocerá sus errores cuando se haya estrellado diez veces contra la evidencia, y no antes. Por el contrario, Chef fue durante mucho tiempo quien intentase arreglar los problemas del pueblo, aquel a quien Stan y Kyle riempre recurrían en caso de necesidad. Otra cosa es que, por vicisitudes del destino fue corrompido por Slaanesh, pero esa es otra historia que, estoy convencido, retomarán tarde o temprano.


viernes, 27 de junio de 2014

Mapeando el Viejo Mundo: el Imperio

Desde hace un tiempo he ido publicando todo el material que he podido recopilar en castellano sobre el juego de rol de Warhammer Fantasy. Ahora que conocemos el modo en que funcionan las cosas en el Viejo Mundo, es importante saber por dónde se mueve uno. Lo que os presento a continuación es una recopilación de mapas de las localizaciones de pueblos, ciudades y accidentes geográficos que he podido encontrar sobre cada una de las regiones  del Imperio en la actualidad.


Podeis pinchar sobre cada mapa para verlos mejor. Por otro lado, descargarlos uno por uno resulta un fastidio, de modo que para ahorrar tiempo los podéis descargar todos de golpe pinchando aquí.


















jueves, 26 de junio de 2014

Commander "campesino": Visara the Dreadful

Hay ocasiones en las que a nuestro Abogado Samoano le da por sacar su caja grande de Magic, en lugar de la pequeña (aunque práctica) caja en la que guarda con mimo a Jenara la de la Vara Asura de la Guerra. En esas ocasiones siempre le cae la misma pregunta: ¿Te hace un campesino? En realidad solo tenemos una baraja del formato Campesino cada uno de nosotros, y es una pena no usarlas con lo divertidas que son.

Para quienes no hayan visto el post de Silvos Campesino, he de recordar que el formato Campesino o Peasant es un formato de Magic en el cual no se permiten cartas raras, raras míticas o leyendas que no sean infrecuentes (que las hay) a excepción del propio commander (en el caso de jugar a Commander, pues las restricciones de las cartas son aplicables a otros formatos). Al igual que Yibrael y que un servidor, nuestro Abogado Samoano quiso volver a sus raíces del Magic y se montó una Control Black a la vieja usanza para este peculiar formato. Visara es un comandante estupendo para una baraja como esta, pues cuando no tengas el mata-bicho, ahí estará ella para además, asegurarse de que no regenerará. Empecemos.




Sacrifica-sacrifica, sacrifica otra vez, muere-muere-muere, bicho que te quita cartas, quítate más cartas, otro que te sorbe y vuelta a empezar. Esto funciona así. El color negro es muy envidioso y le fastidia que puedas bajar al campo de batalla un bicho más grande que un 5/5 por cuatro manás sin apenas pegas. Es por esto que la mesa debe estar bien limpia para que sus monstruosidades sean el centro de atención. Mención especial al Tío Istvan, una criatura que ralentiza más de lo que puede aparentar.


Me sabe hasta mal hablar ser yo quien hable del color negro, pues a poca gente voy a desvelarle algo nuevo. Tutores, mata-bichos a mansalva, el Dark Ritual de toda la vida, un par de cartas para robar en demasía y un counter... ¡Un counter negro a criatura! Lo que nos faltaba por ver, el Abogado Samoano lo encontró.


Controlar criaturas, hacerlas regresar del cementerio y seguir robando cartas; todo ello a base de pagar más y más vidas. El color negro saca su poder del sufrimiento y lo expresa de maravilla. Por norma general soy yo quien lleva el recuento de vidas a lo largo de las partidas, y observo de primera mano lo mucho que fluctúan abajo y arriba. Preocúpate cuando veas que una control-black empieza a subirse vidas, pero preocúpate aún más cuando veas que le bajan.

Aprovecho el recuadro de los encantamientos para incluir los artefactos de aceleración. La Ivory Tower puede hacerle rascar las vidas que le hacen falta para liársela al oponente.


Y por último, como es habitual, las tierras. Para sorpresa de todos, el color negro tiene la que es probablemente la mejor tierra del formato; las Arcas de la Cábala. Así sí que salen los Drain Life's bien potentes.


Y esta es la baraja del formato Campesino de nuestro amigo y compañero el Abogado Samoano. ¿Qué os parece?

miércoles, 25 de junio de 2014

Y tú, ¿doblado o con subtítulos?

Pese a que el título de la entrada parece una variante de la técnica para romper el hielo más vieja del mundo, el asunto es más serio de lo que aparenta. Y pese a lo que pueda aparentar, no hay Spoilers importantes.



Vuelvo a decir por enésima vez que vivimos en un país en el que la cultura (al igual que casi todo lo demás) sale caro de obtener. La mayoría de series y películas que vemos vienen del extranjero, o por lo menos, las que tienen algo de contenido. Cuando llegan a nuestros lares, nuestros expertos dobladores toman las obras que les han sido entregadas y nos las acercan al pueblo llano... a su modo. Yo puedo decir que se algo de inglés, lo justo para no morirme de hambre si algún día voy a la tierra de "Saquespeare", y he podido comprobar cuán estúpidos nos creen los dobladores, o sus jefes.

La cosa es que muchas veces nos toman el pelo , o aveces ni ellos mismos saben bien cómo traducir algo cuya gracia está en la pronunciación en su idioma natal. Es habitual encontrarnos con que en una serie como Scrubs nos quitan un chiste sobre una canción canadiense de los ochenta para hacernos uno con la Macarena. Pero hay ocasiones en las que sencillamente, piensan en la chabacanada del momento y nos la cuelan porque es gracioso, ¿o no?... Pues no. Cuando escucho a Bender en Futurama silbando el himno del PP en lugar de la melodía de los Simpsons, me dan ganas de vomitar.

Y escuchar a Lisa Simpson hablando como Belén Esteban es motivo de pesadillas.

Un hecho cotidiano es encontrarse a los mismos dobladores una y otra vez a lo largo y ancho del espectro televisivo. En mi casa, cuando se pone la televisión me es imposible no oírla, y del mismo modo es imposible que deje de imaginarme, por ejemplo, a Fry de Futurama junto con el Jefe Wiggum (¡já!, acabo de darme cuenta de que su apellido es Pelucachicle) investigando con seriedad una serie de asesinatos. Hubo un tiempo en el que me dediqué a traumatizar por puro regocijo a nuestro amigo Trosef Butterflanks, pues conseguí "ponerle cara" en su mente a todas las voces que salían en sus videojuegos favoritos. Cuando iba a tratar con una oronda traficante de armas, en su mente estaba tratando con Meg Griffin de Family Guy, o con Penny de The Big Bang Theory; cuando necesitaba información, no se la daba un cualquiera, sino Joey Tribianni de Friends; cada vez que su compañero le gritaba "¡cuerpo a tierra!", se daba cuenta de que su compañero era Brian Griffin, o Charlie Sheen en 2 & 1/2 Men, según se mire. ¿Además, por qué gritan? Fuera del tiesto, los españoles tenemos el estereotipo de ser "garrulos que gritan". Hasta somos un género televisivo muy popular.



Después de la cal, viene la arena. Hay que reconocer también la labor de algunos dobladores, que le terminan de dar una personalidad a ciertos actores. Constantino Romero, que en paz descanse, hizo una labor memorable y realmente buena. ¿Habéis escuchado a Clint Eastwood en versión original? Da asco. Lo mismo que Sylvester Stalonne, que habla como un... no voy a decirlo, porque también son personas y no tienen la culpa de ser como son.



Aparte de eso, tenemos el problema de las rivalidades. Hay cientos de miles de millones de discusiones en internet acerca de qué es mejor, si el doblaje latino o el castellano. A mi forma de ver, no podemos basarnos exclusivamente en nuestras preferencias lingüísticas. Un ejemplo, ¿eres de Spider-Cerdo, o Puerco-Araña? Pues yo soy más de Puerco-Araña. La letra me gusta más, lo mismo que el tono de voz de Homer. Recordemos que en los 80's las series de dibujos de la Hanna-Barbera llegaban dobladas de América latina. Scooby-Doo, Jace y los Guerreros Rodantes, Thundercats, He-Man y los Masters del Universo... ninguna de esas series tenía doblaje castellano, y nos las comíamos con patatas. 

Los españoles tendemos a reírnos de las demás culturas para no reconocer los errores de la nuestra. Tal vez si hiciéramos como en Portugal -que las series llegan subtituladas en versión original- o como en  Francia -que hay colegios con varias lenguas optativas- no tendríamos algunos de los problemas que tenemos. La cultura sale cara, y la falta de cultura, aún más.

martes, 24 de junio de 2014

Guerra en color: ¡que fluyan los colores!

Desde que Bairrin pusiera en marcha esta iniciativa se me pusieron los dientes largos como un hombre-rata. Entrada tras entrada, veo como Luffy_strawhat, Angel Larraz Rada (que por cierto, vaya nombre de guerra más raro ;P )Yibrael y muchos otros van cubriendo de color sus miniaturas, y os aseguro que me da pena tener mis miniaturas tan destrozadas. Mis circunstancias actuales impiden que tenga una mesa de trabajo en condiciones, o siquiera de espacio para tener las miniaturas a mano. Aún así, de vez en cuando puedo sacar fuerzas de flaqueza y continuar con la interminable tarea que es pintar mis ejércitos.


Lo cierto es que llevo unos días muy motivado con la idea de pintar la miniatura que me regaló Elric; un hombre-bestia-rata-escorpión-o-lo-que-sea. Aunque ignoro a qué ejército pertenece esta miniatura, tengo claro que es un campeón o héroe, y que es de GW. Aprovechando una tarde tonta de esas que tenemos en ocasiones los parados, me puse manos a la obra.


Normalmente imprimo las miniaturas de Skavens en negro, pero dado que la miniatura ya estaba imprimada y sigo din tener ni idea de lo que es, aproveché la circunstancia. Por lo tanto comencé por darle el color base a la piel y a la cola.


Utilicé el color crema de los exterminadores de Ángeles Oscuros para pintar el tabardo. Aproveché un poco de pintura marrón que aún estaba fresca y lo mezclé con el color crema para sacar un color con el que pintar las tiras de cuero que unen las placas de la armadura.


La armadura fue muy sencilla de pintar, pues apenas tiene recovecos. Es algo que hay que agradecerle a las miniaturas con "solera".



Como todo lo Skaven, ha de llevar Piedra de Disformidad por doquier. Aunque no se aprecia demasiado en la foto, la cola de escorpión solo está pintada e iluminada con una mezcla del mismo color más claro, mientras que el machete de carnicero y el garfio están pintados mezclando verde escorpión y un metalizado oscuro. También están iluminados.



Como aún me faltan ciertos materiales, el trabajo que puedo dedicarle a este personaje termina aquí; aunque solo por ahora. Me faltan los ojos, el morro, los dientes y darle el acabado con tintura. Pero no penséis que este personaje me ha llevado toda la tarde. Además, ¿qué es un campeón de guerra sin un grupo de soldados que lo sigan a la batalla? Exacto, absolutamente nada. Por eso, entre que secaba la pintura de un lado y de otro, me dediqué a terminar de perfilar una unidad de guerreros skaven del Clan Moulder. Dado que el personaje no podía ser más Moulder, me pareció lo más apropiado. Acabé con todas las zonas en las que la pintura no había cubierto bien y repasé los detalles que pude, como los de los vendajes, armas y demás. Para terminar el día, pinté de color verde oscuro todas las peanas para cubrirlas en otra ocasión con césped ferroviario.



Un día productivo. Otro día, más y mejor.

lunes, 23 de junio de 2014

In Tzeentch we trust

Hoy quiero dedicar esta pequeña entrada a mostraros el regalo que mis amigos me han hecho por mi cumpleaños: una camiseta muy especial:


También aprovecho para mostraros un pequeño capricho que me he dado por mi cumpleaños: ¡otro bichejo!


viernes, 20 de junio de 2014

Y más material de WFRP para descarga directa

Termino ya con todos los manuales que me quedan en castellano de este fantástico juego de rol. Aún me queda mucho material, pero me temo que a partir de ahora lo que vaya publicar será en la lengua británica. ¡Que lo disfrutéis!


























Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...